lunes, 5 de mayo de 2008

Lo social, visto desde su lado más morboso (Entrevista para El Universal)

http://www.eluniversal.com.mx/cultura/55987.html

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Como otras veces fui a la librería. No suelo mirar la mesa de novedades, pero esta vez lo hice. Vi tu libro. Lo hojeé. Y miré la foto de la solapa. En efecto, eras tú. Entonces recordé una fría noche en la pequeña ciudad. Ese día había llovido y mojado entré. La vieja iglesia se levantaba como una presencia fantasmal y decidida a un tiempo. Bebí el café y te pregunté algún asunto sin importancia. Me respondiste esbozando una muy tenue e irónica sonrisa. En ese entonces leías los arcanos, aunque esa noche no quise que lo hicieras. Recién llegado, como estaba, pensé en frecuentar el lugar. No sé si lo hice alguna vez. Lo he olvidado. Sin embargo, a pesar del avance, del progreso si quieres, algo se detuvo, allí,con esa iglesia en el fondo, la lluvia, el aroma, y la dependienta del otro lado de la barra.

Row dijo...

¿Quién eres anónimo? Dependienta, no exactamente...

Anónimo dijo...

Para mí que te apretaste demaciado el corsette y te salieron los deseos en lugares inesperados, entre ellos un falo en el cerebro con el que escribes a veces. Me pareces un cuerpo punk con una lengua veloz y castellana inimaginable. ¡Eres cabrona porque lo que te gusta esta cabrón!